Monday, February 1, 2010

Hijo de la ira

El enemigo habita en mi interior
un paso atrás dentro de la evolución

Algún día ha de llegarte mi fin

Solo una patria solamente un color
solo una creencia, una ley y un amor
creo que el infierno no esta echo para mi
creo tantas cosas pero yo no creo en mi


Hijo de la ira soy

Contra el viento!!!

Recuerdos de cristal... de aquello que ocurrió...
qué lejos queda todo cuando se siente dolor.
Condenado a morir, nada que negociar:
la vida es un juego y todo tiene un final.

Tumbado en una cama, colgado de un hilo de voz...
perdido en ese mundo, que es para él su habitación,
ve pasar los minutos desde un cruel viejo reloj:
conoce las miradas, la esperanza murió.

Dicen que pronto partirá a ese lugar
donde no hay mal ni pasa el tiempo.
Quiere dormir y despertar,
quiere volar un dia más... contra el viento.

Observa alrededor lo fácil que es vivir;
aquel que todo tiene no se cree ser feliz.
Su sangre espera ya la hora de su fin...
qué pronto renunciamos sin ni siquiera combatir.

Él no cree en milagros, sabe que querer es poder:
aquel que nada quiere, nada puede obtener.
Viviendo los segundos como una oportunidad
de jugar la partida, luchando hasta el final...
hasta el final...

Pero no te extraño

Pero no te extraño, hay veces que sueltan
dentro de mi cuerpo todos los delfines
dos lobos marinos y como diez pinguinos
a hacer de las suyas creyendome tuyo
Y yo no te extraño me dá mucha sed
hasta que las bestias se duermen al bies

Pero no te extraño, deben ser los años
o los desengaños, los lobos marinos que
que comentan siempre, no es nuestro desatino
y yo no te extraño, estoy como el caño
el caño de un baño, mojado por dentro pero seco al revés

Mejor me retiro te mando un suspiro
repleto de a veces, de amor, y trasluz