Tuesday, August 3, 2010

Adios ...


Ahora sé que un final
no acaba nada
Y no es tan fácil olvidar
como pensaba

Después de ver como el dolor
lo cambia todo
No fué difícil comprobar
que estamos solos

Adiós, adiós, adiós
volveremos a vernos
Adiós, adiós, adiós
¿qué tal por la eternidad?

¿Qué sonará donde tú estés?
¿Qué pensarás de nuestros sueños?

Nunca es para siempre
Dime qué se siente

Adiós, adiós, adiós
volveremos a vernos
Adiós, adiós, adiós
te echaremos de menos
Adiós, adiós, adiós
ha valido la pena
Adiós, adiós, adiós
dime qué se siente

No volvere a sentirme extraño...


Puedo escribir y no disimular
Es la ventaja de irse haciendo viejo
No tengo nada para impresionar
Ni por fuera ni por dentro.

La noche en vela voy cruzando el mar
Porque los sueños viajan con el viento
Y en mi ventana sopla en el cristal
Mira a ver si estoy despierto.

Me perdí en un cruce de palabras
Me anotaron mal la dirección
Ya grabé mi nombre en una bala
Ya probé la carne de cañón.
Ya lo tengo todo controlado

Lo que me llevará al final
Serán mis pasos, no el camino
¿ No ves que siempre vas detrás
cuando persigues al destino?

Siempre es la mano y no el puñal
Nunca es lo que puede haber sido
No es porque digas la verdad
Es porque nunca me has mentido.

No voy a sentirme mal
Si algo no me sale bien
He aprendido a derrapar
Y a chocar con la pared.
Que la vida se nos va
Como el humo de ese tren
Como un beso en un portal
Antes de que cuente diez

Y no volveré a sentirme extraño
Aunque no me llegue a conocer

Dejé de volar, me hundí en el barro
Y entre tanto barro me encontré .....

No mas lagrimas ...


Cuando sientes frio en la mirada
cuando alguien a roto tu sonrisa de cristal
y tu carita de porcelana se acuerda de su mano
mano de metal

Uh es hora de empezar a andar
Uh se acabaron las lagrimas
Uh es hora de empezar a andar
rompe tu jaula

Cuatro primaveras cayadas
las losas se cayan no saben decir na
siente las espinas que se clavan pinchando bien adentro
donde duele mas

Uh es hora de empezar a andar
Uh se acabaron las lagrimas
Uh es hora de empezar a andar
rompe tu jaula ya

Mira escapa que la vida se acaba, que los sueños se gastan,
los minutos se marchan
salta que la calma te abraza, los momentos se pasan y se
te rompe el alma
ay el alma

Por verte sonreir ...


Hace tiempo prometí escribirte una canción,
Como siempre, mal y tarde, la tienes aquí
Sabes bien, como soy, y que no soy perfecto
Que aveces he intentado y no logrado.

Siempre que lo hice fue por verte sonreír

Llámame, te quiero escuchar
Ya lo ves, no siempre me va bien
Al cantar libero el dolor de este corazón
Para no enloquecer cada noche

Fui yo quien dijo no, y ahora en la misma mesa
Se me enfría el café mientras dices que te va bien
Tranquila, ya no volveré a llamar, no me volverás a ver
Esta vez me marcho para no volver

Y ahora cansado de mirar tu foto en la pared
Cansado de creer que todavía estás
He vuelto a recordar las tardes del café,
Las noches locas que siempre acaban bien
Y me he puesto a gritar estrellando el vino en la pared

Por verte sonreír he vuelto yo a perder

Idiota ...


Es inútil no vale la pena,
en invierno el Sol no calienta sino que se congela,
cae cada trozo sobre mi y me raja el alma,
que a gritos mudos se queja,
toneladas de tristeza en mi mochila de cemento y mi cabeza,
que no para de pensarte y como pesas,

Si no quieres escuchar caminate,
si no me quieres mirar pisame,
aun puedo ser la acera donde
tus perros juegan aprovéchate.

Como una limosna me entregas,
instantez de tu presencia que me arranca mi sonrisa a ciegas,
topos en tu indiferencia que me mata dentro,
y esos ojos ya no se tropiezan ni tiemblan cuando estoy cerca no,
ahora bostezan y se van no importa donde,

Aquí me ves quemando margaritas a tus pies,
con la lengua ardiendo y mi alma a la sombra de un ciprés,
y tu con tu boca en cualquier bar de copas,
regalando besos perdiendo la ropa,
no ves mi derrota, mira no ves mi derrota?

Tu cariño sale ya sin fuerza,
como el cava en la botella que lleva una vida abierta,
y patéticos lo intentan no juegues no mientas,
nunca vi una mirada tan hueca, tan vacía de ganas,
tan lejos cuanto mas te acercas,
y aun te ríes cuando echas sal en mi tristeza,
hoy la vida te dará lo que me das,
desde el barro quizás me recordaras,
y te veras buceando en tus podridos charcos,
y allí te ahogaras.

Aquí me ves quemando margaritas a tus pies,
con la lengua ardiendo y mi alma a la sombra de un ciprés,
y tu con tu boca en cualquier bar de copas,
regalando besos perdiendo la ropa,
no ves mi derrota?

duelen las penas, duelen las penas,
me mata el veneno de esa viuda negra,
duelen las penas, duelen las penas,
y me esta matando esa mujer.

Creo....


Creo en la fuerza del hombre
Cuando invade tierras que no le corresponden
Creo en Troya cuando arde
Y en la buena fe de los daños colaterales.

Creo en Dios cuando en su nombre
Tiemblan los vagones de Madrid y Londres
Trueques de petróleo y sangre
Bendito intercambio siempre en busca de culpables.

Y creo en la magia que se esconde
Tras la Patria y las banderas de colores
En los que mueren en combate
Y en los que pisaron las minas de chocolate.

Por eso, sólo creo en ti
Ay ay ay Ariel, sólo creo en ti.

Creo que creo en las distintas versiones
En las mil caras del miedo y sus manifestaciones
Ratitas presumidas y arrogantes
Juegan a barrer países y a esconder las llaves.

Y las tiran al fondo del mar
Matarile rile ron matarile rile ran
Creo en fuegos artificiales
Y en las fallas militares.

Por eso, sólo creo en ti Ariel

No, no creo en la inocencia
De la voz, de la voz de su conciencia
Yo no, yo no, yo no voy a besar las bocas de la violencia
Porque las flores se mustian y el odio te angustia
Y yo sólo creo, sólo creo en ti mi hijito.

Creo en discursos con sermones
En promesas para adulterar las elecciones
Creo en ladrones de blanco guante
Cínicos pinochos en sillas de gobernantes.

Caballos comen peones
Alfiles se rinden ante el poder de las Torres
Y jaque al rey desde los mares
En el ajedrez de las potencias nucleares.

Por eso, sólo creo en ti Ariel

No me interesa ser la fresa presa de sus ambiciones
Leones con encías que vacían nuestros corazones
No hay razones pa que nos sigan tocando los cojones
Nadie confiesa ni expresa perdones... ni expresan perdones.

YO POR ESO SOLO CREO EN TI ARIEL ...