Thursday, April 5, 2012

Mitos del Autismo

Estimada Sra. Denisse Dresser;    

Mi nombre es Abraham Zavala Quiñones soy Mexicano, como usted, amen de padre de un niño llamado Ariel el cual tiene TEA (Transtornos del Espectro Autista), y siempre he admirado la forma en que escribe, amen de la critica politica, acerca de algunas problematicas sociales que aquejan a la sociedad Mexicana, sin embargo para mi asombro hace poco me tope con un material vuestro (video) titulado "El autismo de la Iglesia" y en donde dice al final:"La respuesta de la iglesia ante el escandalo revela un autismo alarmante".

Sra. Dresser despues de leer eso me doy cuenta de la ignorancia terrible que existe acerca del autismo, y por lo tanto he decido, junto con otros padres, el escribiros para que corrija el titulo amen de dar una disculpa publica por el mal uso de termino. 

Siendo usted una matriz de opinion dentro de la sociedad Mexicana, amen de entre sus lectores y seguidores, es que reconosco el peligro de vuestro equivoco ya que con esto solo acerta a expandir, aun mas, la ignorancia con respecto a los transtornos del espectro autista, ergo le ruego hacer la correccion pertinente en este caso.

Con el mal uso del termino autista solo genera mas rechazo, discriminacion, y mas ignorancia en la sociedad afectando con esto de forma negativa las vidas de todos aquellos quienes vivimos con el TEA de forma diaria en nuestras vidas. Con sus palabras, condena usted como seres malvados, sin escrúpulos, sin sentimientos, fríos y calculadores a todas las personas con Autismo. Cuando no hay nada más alejado de la realidad, ya que ellos y ellas, señora Denisse, se comunican, aman, sienten, se esfuerzan día a día por comprender y aprender el mundo “normal”. 

Las personas con TEA son como usted y como yo pero con la gran diferencia, señora Dresser, de que les cuesta trabajo el poder "entender" de convencionalismos sociales, lenguaje con doble significado, las mentiras, el sarcasmo, la burla, y la ironia entre algunas otras cosas, pero no significan que no puedan o que son discapacitados.

No confunda la intencionalidad de estas personas nefastas sobre las cual usted habla en su material de critica politico-social con quienes viven con TEA. De la misma manera en que usted no utiliza en sus adjetivos calificativos, términos como “padece síndrome de down, o mongol (como mucho tiempo se utilizó),  canceroso, discapacitado intelectual, homosexual, negro porque sabe que eso es agredir a estos colectivos de personas.

Sra. Dresser mi hijo, Ariel de 4 años, si bien vive con TEA esto no lo hace un incapacitado, o una persona fria, o sin sentimientos. Sin embargo puedo decir que tengo un niño que aprendio a leer solo a sus tres años de edad, que entiende tres idiomas (URDU/HINDI, Castellano, e Ingles), que a sus cuatro años de edad ya hace operaciones matematicas simples (sumar y restar), que le gusta que lo abrazen y le hagan cosquillas, que ama jugar con sus amiguitos del colegio, amen de ver las caricaturas de SpiderMan entre muchas otras cosas mas.

El tiempo, la informacion, y la convivencia que he tenido con mi hijo me han enseñado que el autismo es solo una diferencia. Si solo una diferencia mas como las que tenemos todos los seres humanos. Una diferencia como el ser alto, chaparro, moreno, blanco, pelirrojo, con ojos negros, etc.  El TEA es tan solo una diferencia y no una incapacidad.

Las personas con TEA pueden hacer una vida normal como cualquier otra persona y para ejemplo esta la Dra. en ciencias Temple Grandin (http://www.templegrandin.com/) quien vive con TEA pero ha logrado ir a la universidad y obtener un doctorado en ciencias, tal cual lo han hecho, y hacen, muchas otras personas que viven con TEA en el mundo. 

Supongo que no hay, ni hubo, mala intención por parte vuestra en el mal uso del termino austismo en el material vuestro ya antes mencionado, por lo tanto le conmino a ofrecer una disculpa publica, amen de no usar de forma equivocada el termino autismo y sus relativos, para referirse y/o descalificiar a personas o instituciones, toda vez que le comparto la siguiente carta, con permiso y autorizacion de su autora,  para que se actualice sobre el autismo, y que nos ayude como persona progresista e intelectual que es, a que la sociedad entienda de mejor manera que es es el TEA (Transtorno del Espectro Autista).

Atte . Abraham Zavala QuiñonesPadre de un niño de cuatro años que vive con TEA

abrahamzavala@gmail.com@AZQMX (Twitter)+1-786-302-9128 (USA)http://www.flickr.com/photos/abrahamzavalaquinones

Aquí la carta anexa señora Dresser:

Marisol, madre de un niño cariñoso, amoroso, maravilloso, noble, con autismo.

Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican –con o sin lenguaje-, comparten y son luchadores natos que se esfuerzan a diario. Como madre de un niño con autismo les pediría que dejen de utilizar el término autismo en ese sentido negativo, pues es una forma de contribuir a la discriminación y a la exclusión de todos los afectados por este síndrome.

Por favor, reflexionen sobre ello. Gracias.Y les envío la carta que desde el Grupo Acciones contra los mitos del autismo hemos preparado por un tratamiento digno del autismo, sin mitos ni usos peyorativos.  Uso y abuso del término “autismo”

Estimada Señora Denisse Dresser:A pesar de los esfuerzos que muchísimas personas y entidades estamos realizando para erradicar la asociación de autismo con “ausencia de interacción social”, “aislamiento en su propio mundo” o “incapacidad de sentir”, entre otros mitos y falsedades, cada vez son más los periodistas, políticos o líderes de opinión los que con ligereza se suman al uso abusivo del término “autista” para descalificar.

Entendemos que no hay mala intención, sino desconocimiento. ¿Por qué hace falta recurrir –y herir con ello la dignidad- a un colectivo de personas para atacar y descalificar a otra persona o colectivo? Agradeceríamos utilizaran la amplia adjetivación existente para expresar los conceptos que se pretenden transmitir sin acudir al uso de la palabra "autismo" ".

Autismo no es sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo. Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican –con o sin lenguaje-, comparten, son luchadores natos que se esfuerzan a diario y les es difícil entender la ironía, los juegos de palabras o la mentira –pero hasta eso aprenden en muchos casos con la estimulación adecuada-.

Si se conociera la realidad del autismo, a nadie se le ocurriría más que asociar autismo con “superación”, “esfuerzo”, “nobleza” o “sensibilidad”.La prevalencia del autismo hoy en día es lo suficientemente significativa como para promover acciones de información y sensibilización, con afirmaciones que se apoyen en evidencias científicas y ajustadas a la realidad.

Según el Instituto de Salud Carlos III, uno de cada 150 niños presenta algún trastorno dentro del espectro. Hay más de 300.000afectados en España y 67 millones en todo el mundo.

Por esta razón, celebramos cualquier intento de comprensión del autismo desde los medios de comunicación y la sociedad en general. No es una enfermedad, sino un síndrome que afecta de manera diferente a cada persona.

Hoy en día, los avances se producen siempre y, muchas veces, a pasos de gigante.

Con una estimulación adecuada, cuanto más intensa mejor, evolucionan hacia metas impensables hace unos años. Por eso, deberíamos luchar todos juntos para favorecer la inclusión.De hecho, incluso la Real Academia de la Lengua acaba de modificar la definición de autismo que hasta ahora figura en su diccionario, y está previsto que aparezca en la edición impresa de 2014.

No queremos robarle más tiempo, pero sí proponerle que nos ayude a acabar con los prejuicios, los mitos o los usos peyorativos que a nosotros nos duelen, además de ser un obstáculo terrible para los afectados y su inclusión.

Estamos a su disposición si desea informarse o escribir sobre el autismo.

Un abrazo,Marisol, madre de David, niño maravilloso de 4 años CON AUTISMO.

Grupo Contra los Mitos del Autismohttps://www.facebook.com/accionescontralosmitosdelautismoBlog: http://autismosinmitos.blogspot.com/